17/9/15

El proceso de diseño en un juego: infografía


Como muchos saben, el desarrollo de un juego es la combinación de diversas disciplinas. Y el primer paso para convertir ese desarrollo en una realidad es llevar a acabo una investigación que permita ofrecer una base solida. Es tentador saltar directamente al diseño de los personajes, niveles, escenarios y demás detalles (mis estudiantes adoran estas fases y creen en ocasiones que esto lo es todo), pero si la premisa básica cambia durante las primeras fases del desarrollo, se perderá ese trabajo. Lo aconsejable es realizar una investigación previa y reflexionar en algunas cuestiones. De ahí que he rescatado una infografía que se publicó durante el año 2012, y que resume algunas de las mejores prácticas para los interesados en el desarrollo de juegos, y que nos obliga a realizarnos diversas preguntas. El documento original fue creado por un consorcio académico, actualmente transformado en el Higher Education Video Game Alliance (HEVGA), una plataforma de líderes que ponen de relieve la importancia cultural, científico y económica de los videojuegos en los colegios y universidades. La clave es crear una red sólida de los recursos, políticas, cobertura de los medios de comunicación, financiación, etc. con el fin de incubar y aprovechar el impacto de esta comunidad en un ambiente de aprendizaje para el siglo 21.

En el desarrollo, es importante considerar la mezcla de áreas que convierten a este proceso en algo único. Y recuperando palabras de la infografía, necesitamos responder a algunas preguntas:

a. ¿Qué valores quieres que transmita el juego?
b. ¿Cuáles son sus objetivos de transformación?
c. ¿Es un juego para hacer frente a unas metas?
d. Si es así, ¿cómo quieres que el jugador se transforme?
e. ¿Cómo quieres evaluar la transformación?
f.  Y, por último, ¿cómo puede hacer esto el juego?

Otras preguntas a tomar en cuenta y relacionadas con el proceso de diseño en un juego:
1. ¿Quién es el mercado objetivo? ¿Qué sabemos acerca de sus patrones de juego, motivaciones y estilos?
2. ¿Quién es el diseñador (es)? ¿Está (n) comprometido (s) sólo en el inicio del proyecto, o de forma continua?
3. ¿Quiénes son los expertos del aprendizaje y la evaluación? Están también involucrados en todo el proceso desde el principio?
4. ¿Quiénes son los usuarios? ¿Dónde se prueba?
5. ¿Quién es el responsable de la calidad de la apariencia del juego, así como del desarrollo del software?
6. ¿Quién medirá los valores fundamentales de la experiencia?

Analizar juegos que se parecen al que se tiene en mente es una opción (de gran ayuda) y será una forma de ayudar a responder a las preguntas anteriores. Leer criticas de juegos, fijarse en aspectos de los juegos que consiguen ofrecer la experiencia que buscamos también. Esta información comparándola con nuestra experiencia ayuda para empezar a construir la base sólida que comenté anteriormente.

Un juego involucra  a los jugadores porque cuenta con una experiencia interactiva que se crea a través de una combinación de juego-, entorno, historia, contenido y el comportamiento-. Dado que los juegos requieren de una mezcla de perfiles interdisciplinarios, las experiencias interactivas deberían de ser significativas. Recomiendo ampliamente la infografía Games for Impact que nos hace reflexionar sobre estos primeros pasos a dar en el diseño de un juego.

En el siguiente enlace, la infografía mencionada al completo en el sitio web de Harvard: Games for Impact.

Ruth Contreras






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada